Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

  

LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN LA FORMACIÓN DE PROFESIONALES: UNA TAREA PENDIENTE

 

 

 El género es una categoría transversal, que opera en múltiples niveles y que afecta cotidianamente las interacciones y comportamientos sociales. La visión de la formación, de la salud, y de los diferentes ámbitos sociales desde una perspectiva de género es imprescindible, no sólo por un imperativo ético de equidad, sino también porque el género condiciona la vida de las personas.

Asegurar la salud y la educación como derechos humanos universales, involucra una corresponsabilidad social en la formación de recursos humanos con perspectiva de género. Ello nos lleva a plantearnos la necesidad de atender mediante acciones formativas, las necesidades de perfeccionamiento en las diferentes disciplinas contemplando la perspectiva de género. 

El enfoque de género incorpora un marco conceptual que permite descifrar la realidad social a través de las consecuencias y la epidemiología de las diferencias y promueve el desarrollo de competencias profesionales.

Introducir el enfoque de género significa:

  • Buscar la participación equitativa de hombres y mujeres en todo el proceso formativo, social, médico… etc.
  • Crear condiciones y servicios complementarios que permitan igualdad de oportunidades en el acceso, uso de los recursos e información que se difunde entre hombres y mujeres.
  • Monitorear el proceso de modo de reorientar en caso necesario las actividades y objetivos educacionales, asegurando la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres.
  • Asimismo la incorporación de la perspectiva de género permite introducir cambios y diseñar medidas de prevención a nivel de: normatividad, orientación ocupacional, desarrollo curricular, ejecución de procesos, formación de personal, evaluación, etc.